Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Noticias

Nuestro observatorio de los fondos europeos

El reparto de los fondos Next Generationde la UEdeterminará el camino de los Estados europeos hacia la neutralidad climática, la sostenibilidad, la lucha contra la desigualdad y la recuperación del medio rural.

A la espera de conocer más detalles sobre sobre el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, vamos a estar vigilantes. Sabemos que el 40%de los 70.000 millones de euros de inversiones para 2021-2023 se destinará a la transformación ecológica, y para nuestra organización es imprescindible tener en cuenta que la recuperación verde y justa pasa por:

  • No financiar proyectos que dañen el medio ambiente o apoyar falsas soluciones como el gas fósil.
  • Un despliegue de energías renovables rápido y respetuoso con la biodiversidad, con más comunidades energéticas locales en manos de la ciudadanía.
  • Una apuesta por transformar también el modelo agroalimentario.
  • Menos coches y más transporte público.
  • Más espacios públicos y verdes en las ciudades.
  • Considerar como claves el medio rural y sus servicios ambientales.
  • Mejorar la transparencia y asegurar una mayor participación pública.

Seguimos luchando por la joya del mediterráneo

Como recordaréis, en julio de 2018 se aprobó en Baleares el decreto para proteger los 650 kilómetros cuadrados de posidonia que hay en esas aguas, lo que convirtió a las islas en un referente en la salvaguarda de esta planta. Una joya marina, el ser vivo más longevo del planeta y nuestro pulmón en el Mediterráneo. ¡Un metro cuadrado de sus hojas proporciona unos 10 litros de oxígeno al día!

Tres años después de la aprobación del decreto, desde Greenpeace seguimos trabajando para proteger esta importante pradera submarina.

Finalmente contamos con una cartografía detallada con imágenes de grandes proporciones del fondo marino, y también se ha elaborado una guía para que los municipios de las islas aprendan a gestionar las hojas que llegan a las playas.

Además, la vigilancia de estas praderas marinas está garantizada hasta 2024. Y un dato muy positivo:  el fondeo de embarcaciones en la zona, castigado con multas ha bajado de un 17 a un 7 por ciento.

¡Macrogranjas no! Te seguimos necesitando

Nuestra lucha contra la ganadería industrial que devora el planeta está dando sus frutos.

La Confederación Hidrográfica del Duero ha denegado el permiso de investigación de aguas subterráneas para la macrogranja de Noviercas, lo que deja muy tocado el proyecto. Una concesión para esa explotación no sería posible, ya que no existen reservas de agua en esa zona para satisfacer las necesidades de la explotación.

En Navarra se ha aprobado la primera moratoria regional a la ganadería industrial, y pedimos a otras Comunidades Autónomas que avancen también en esa dirección.

Además, el Gobierno foral llevará a los tribunales las consecuencias medioambientales de la incorrecta aplicación del digestato (el líquido negro residual resultante de la biometanizaciónde los excrementos de las vacas y muchos otros residuos) en la macrovaquería de Caparroso de Valle de Odieta, la misma empresa que quiere construir la de Noviercas.

Somos ya más de 150.000 personas las que hemos firmado nuestra petición contra las macrogranjas. ¡Tenemos que hacer más presión para acabar con todas para siempre!

Ayúdanos a alcanzar las 200.000 firmas compartiendo este vídeo entre tus contactos:

 

Una ley de cambio climático descafeinada

El Congreso de los Diputados aprobó el pasado 13 de mayo la Ley de Cambio Climático y Transición Enérgetica, una norma necesaria y esperada durante cinco años.

Se trata de un punto de partida mucho menos ambicioso del que necesitamos, y tenemos que seguir trabajando para que la concreción de la Ley nos permita abandonar de una vez los combustibles fósiles y avanzar con urgencia en la transición ecológica y en una recuperación justa y verde.

Durante todo este tiempo, Greenpeace y otras organizaciones ecologistas hemos tratado de influir en el proceso de redacción presentando numerosas enmiendas, aunque no siempre con éxito. Consideramos que el texto finalmente aprobado es descafeinado porque han quedado fuera muchos aspectos:

  • Una mayor ambición en objetivos.
  • La inclusión de sectores como agricultura.
  • Objetivos vinculantes para comunidades energéticas.
  • Eliminación de subvenciones a los combustibles fósiles y a otros sectores que perjudican el clima, como las aerolíneas y la agricultura industrial.
  • Prohibición de la publicidad de combustibles fósiles.
  • Prohibición de vuelos que puedan ser sustituidos por viajes en tren de menos de 2 horas y media (como ya contemplan otras leyes europeas).

Por otro lado, tenemos que reconocer los aspectos positivos de la nueva Ley: da más peso a la rehabilitación energética de edificios, prohíbe las prospecciones y la minería de uranio, y se reconoce el valor de los ecosistemas resilientes.

También se avanza, pero tímidamente, en movilidad y alimentación sostenibles, finanzas climáticas y fiscalidad verde.