Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Gracias a ti

Se ha salvado un paraíso

Gente en barca por el río Biscarrues con una pancarta de victoria © Autor / Greenpeace

Probablemente el nombre de Biscarrués no te suene de nada ni tampoco conozcas el río Gállego, pero si te pido que pienses en un paisaje del Pirineo lleno de vegetación, con una riquísima fauna y un río de aguas frías y cristalinas en el que nadan los peces en libertad, seguro que entenderás por qué estamos tan felices de que se haya evitado la destrucción de algo así.
El Estado promovía desde hace años un proyecto apoyado por la comunidad de regantes de Riegos del Alto Aragón, para la construcción de un embalse en el río Gállego, en la localidad de Biscarrués, en el Pirineo oscense, que habría provocado importantes afecciones ambientales negativas en la zona, ya que destruiría un tramo del río en buen estado de conservación y afectaría a todo el ecosistema fluvial así como a sus ricas flora y fauna.

Pero el Tribunal Supremo ha dictado que el proyecto es inviable porque incumple la Directiva Marco del Agua, una norma que obliga a los Estados a no deteriorar más los ríos y masas de agua de la Unión Europea y a mejorar su estado. Todo lo contrario a lo que ocurriría con el proyecto de Biscarrués. Por todo ello, había logrado poner en contra a las organizaciones ecologistas y a los ayuntamientos de la zona.
Nuestro medioambiente se encuentra cada vez más deteriorado y, siempre que sea posible, es necesario evitar su destrucción en lugar de tratar de reparar el daño una vez hecho. Estamos en un momento de transformación social y económica y el cuidado a nuestro entorno debe ser la piedra angular de todos los esfuerzos. La sociedad ha salvado un pequeño paraíso.

Mario Rodríguez es el director ejecutivo de Greenpeace España

@mario_rod_var

Texto: Mario Rodríguez