Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Voces del Pacífico
para salvar el clima

A pesar de no ser a priori tan trascendental como lo fue la de París de 2015 ni como probablemente será la que se celebre en 2018 en Polonia, la cumbre de Bonn era toda una prueba de fuego para comprobar el compromiso climático de la comunidad mundial.

La cumbre del clima celebrada en Bonn el pasado mes de noviembre no era una cumbre cualquiera. A pesar de no ser a priori tan trascendental como lo fue la de París de 2015 ni como probablemente será la que se celebre en 2018 en Polonia, la cumbre de Bonn era toda una prueba de fuego para comprobar el compromiso climático de la comunidad mundial tras el anuncio de Trump de abandonar los compromisos del Acuerdo de París.

Pero para sorpresa de muchas personas, el abandono estadounidense no ha provocado un “efecto contagio” sino todo lo contrario y la mayoría de países presentes reafirmaron su compromiso para reducir las emisiones para salvar clima. Pero quizás lo más destacado de la cumbre fuera que los delegados y delegadas allí presentes pudieron escuchar las voces de algunos de los pueblos más afectados por la destrucción del clima como los de las islas del Pacífico. No en vano, la cumbre, a pesar de celebrarse en Alemania, estaba presidida por las Islas Fiyi, que puso de manifiesto la necesidad de poner en marcha medidas urgentes a la altura de la gravedad del problema.

Encuesta preocupaciones medioambientales

Y mientras en Alemania las representaciones de los países presentes eran apremiadas a volver a casa y hacer los deberes, en España, Greenpeace presentaba una novedosa encuesta realizada por el instituto Ipsos entre más de 2.500 personas que ponía precisamente de manifiesto que el cambio climático ya es la principal preocupación medioambiental del país.

La destrucción que está sufriendo el clima se encuentra entre las tres principales preocupaciones para más de la mitad de las personas encuestadas (55,8%), por delante de la contaminación de mares y ríos (51,9%) o la contaminación ambiental (51,7%). Además, los datos revelan que el cambio climático ya está dejando de verse como algo lejano en el espacio y el tiempo y, por ejemplo, el 70% consideraba que fenómenos como la sequía, las olas de calor o los grandes incendios están vinculados a las alteraciones que el ser humano está provocando en el clima.

También se conocen cada vez mejor las causas de la alteración del clima y tres cuartas partes de la población relaciona la quema de combustibles fósiles (carbón, petróleo o gas) para producir electricidad, aunque solo un 11% confía en que el Gobierno vaya a hacer algo para revertir esta situación, por ejemplo con una reforma energética con más presencia de renovables. Como nota positiva, el 70% de las personas encuestadas estaría dispuesto a adoptar medidas para mejorar la situación climática, lo que deja muy abierta la puerta a la esperanza.

Qué es el CMNUCC?

Las siglas CMNUCC (oficialmente Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático) deberían haber sido traducidas como Convenio. La ONU hace una traducción literal del inglés, pero convention, en este contexto, significa en realidad convenio, es decir, un tratado con valor jurídico. Convención es un acuerdo, que es distinto de un tratado, ya que no tiene la fuerza jurídica.

Texto: Conrado García del Vado