Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

“En la calle sienten que Greenpeace está formado por héroes y heroínas”

De pequeño veía vídeos de las acciones de Greenpeace, ahora es él quien escala para desplegar pancartas. Jorge Consuegra, captador de nuev@s soci@s, nos cuenta la opinión que tiene la población española sobre la organización.

Jorge Consuegra escalando en una torre del Ifema duranto la COP25 © Pablo Blázquez / Greenpeace

“Cumplí mi sueño cuando participé por primera vez como escalador”

El trabajo de Jorge es conversar con desconocidos. Hablar con hombres y mujeres en las calles y explicarles las razones por las que ser parte de Greenpeace. Su objetivo es aumentar el número de socios y socias para, así, contribuir a la independencia económica de la organización. “Muchas personas quieren un cambio del sistema actual y a través de nosotros descubren con quién quieren hacerlo”.

¿Qué imagen tienen la población del trabajo de Greenpeace?

Las conversaciones en la calle suelen ser largas y bonitas, yo recuerdo especialmente las que tenemos en los barrios humildes donde nos alaban y apuestan por Greenpeace. Muchas personas nos dicen “sois unos héroes”, y eso nos motiva a continuar con nuestro trabajo que es sumara a la independencia económica de Greenpeace y ganar campañas.

Nuestros equipos hablan con los viandantes, siempre desde el máximo respeto, sobre medio ambiente y crisis climática, y los logros de Greenpeace en casi 50 años de historia. Muchas personas coinciden en la necesidad de un cambio del sistema actual y gracias a nuestra presencia en las calles  descubren con quién quieren hacerlo.

“En los barrios humildes, el apoyo directo de la gente te motiva a seguir haciendo tu trabajo”

Habrás escuchado de todo…

Si… Una de las situaciones más bonitas sucedió en un festival en Valencia: a nuestro stand se acercaron unos ‘peques’ de seis años súper entusiastas con Greenpeace y de su trabajo salvar el planeta y a los animales.

Tras una larga charla, los niños prometieron a sus padres y madres que iban a dar todo lo que tenían, sus monedas para chucherías, con tal de ser socios y ayudar a la organización.

Además de tu trabajo como captador, también participas en las acciones de Greenpeace.

En septiembre de 2018 participé en la primera acción, una que hicimos con kayaks en la central térmica de Carboneras (Almería). Recuerdo la emoción de aquel día por el gran número de personas que participamos, etc…

Pero el pasado noviembre, en la acción que hicimos la Gran Vía de Madrid como motivo Black Friday, fue mi primera como escalador. Fue como cumplir un sueño, aquel que tenía compartido con mi hermano.

Así que llevas toda la vida queriendo formar parte de Greenpeace. ¿Qué significa para tí Greenpeace?

Mira, mi primer recuerdo de Greenpeace es ver vídeos de las acciones totalmente hipnotizado y pensar junto a mi hermano: “guau, ser uno de estos es bestial”. Recuerdo perfectamente la de Cofrentes, con los escaladores descolgados de las chimeneas… ¡Y ahora soy uno de ellos!

Para mi Greenpeace es la lucha por el cambio de un modelo destructivo a otro sostenible desde un compromiso muy fuerte, sumado a una gran coherencia y eficacia en todas sus decisiones. Y ahora desde dentro pienso lo mismo. Nunca olvidaré la primera vez que estuve en la oficina y sentí el ambiente de trabajo de gente luchando por un cambio de sistemas, cooperando por transformar algo y todo con una energía muy positiva.

 

Texto: Mario Ruiz-Ayúcar   Fotos: Pablo Blázquez