Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

ACELERADORES DEL CAMBIO CLIMÁTICO

El grupo Volkswagen es la marca de coches más contaminante, seguida de Renault-Nissan, Toyota, General Motors y Hyundai-Kia.

En 2018, la huella de carbono global de estos cinco fabricantes en su conjunto ha sido casi ocho veces superior que la emitida por España. Así se desprende del informe “Aceleradores del cambio climático: las marcas de coche más contaminantes” lanzado por Greenpeace, en el marco de la Semana de la Movilidad, para analizar las doce principales compañías automovilísticas y su enorme impacto en el clima. Nada despreciable si tenemos en cuenta que la huella de carbono de la industria mundial del automóvil supuso el pasado año el 9% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Entre las causas, cabe destacar el aumento de ventas de los SUV (Vehículos Utilitarios Deportivos), más contaminantes por su peso y dimensiones, que en Europa se han cuadruplicado en la última década, llegando al 70% en el caso de EEUU. Intentar mejorar la eficiencia del motor de combustión interna y promover modelos híbridos son parches frente a la emergencia climática: la industria no está generando soluciones no contaminantes para los consumidores/as.

Greenpeace pide el fin de la venta de coches diésel y gasolina, incluidos híbridos, en 2028.

En 2018, el Gobierno de España anunció su intención de prohibir su venta en el año 2040, pero, tras las protestas de los fabricantes, ha rebajado la prohibición a un simple objetivo, sin establecer un calendario claro. Otro frenazo más de nuestro país en el avance hacia la reducción de emisiones.

Texto: Laura Chinchetru   Fotos: Jack Taylor Gotch