Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Aquí hay cantera

Recién estrenado el otoño, más de 300 jóvenes de toda Europa se dieron cita en un bosque polaco. Hasta allí no les llevó un festival de música, sino la perenne idea de construir un mundo mejor.

Más de 300 jóvenes de toda Europa se dieron cita en un bosque polaco. Hasta allí no les llevó un festival de música, sino la perenne idea de construir un mundo mejor.M

El “European Changemakers Camp” o campamento europeo de activismo fue el nombre del evento, una respuesta por parte de Greenpeace y “Civil Rights Defenders” a las crecientes amenazas que están sufriendo los valores democráticos, el medio ambiente y el planeta que los albergan.

Mediante talleres para diseñar campañas, entrenamientos de acciones de protesta o espacios abiertos para compartir ideas, se empezaron a canalizar cerca de Varsovia los anhelos y energías de jóvenes que quieren cambiar la realidad que les rodea. Y habrá más iniciativas encaminadas a mantener esta red de personas, llamadas a liderar procesos de transformación en sus entornos.

A través de Greenpeace España, 20 jóvenes de entre 18 y 35 años tuvieron la oportunidad de participar en este encuentro, como parte de los colectivos de personas socias y voluntarias de la organización. Raquel, Toni y Daniela son socios, estuvieron allí y así lo vivieron.

Raquel Saumell Montserrat , 21 años, 5 como socia y voluntaria

“Voy a utilizar lo aprendido en trabajos de investigación de cambio social y realizar acciones como voluntaria que cambien la realidad que vivimos.”

Toni Cantero Gubert , 26 años, 4 como socio

“Es una oportunidad increíble que Greenpeace ofrezca formar parte de esta iniciativa, para crear una red fuerte, empoderarnos y seguir con nuestras luchas o empezar nuevas.”

Daniela Höfle, 31 años, 1 como socia

“Es muy especial saber que hay personas de otras culturas que creen en lo mismo que tú, luchan por esos valores y no se rinden ante las dificultades.”

Texto: Ramón Argelina   Fotos: Greenpeace