Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Garoña, victoria tras años de lucha

El 1 de agosto se produjo la noticia que Greenpeace (y numerosos colectivos sociales) llevábamos años esperando: el cierre definitivo de Garoña. El Ministerio de Energía denegó su renovación por falta de interés del operador, y por el impacto nulo en el sistema eléctrico.

Cierra Garoña © Pedro Armestre / Greenpeace

El Ministerio de Energía denegó su renovación por falta de interés del operador, y por el impacto nulo en el sistema eléctrico, dando paso a su desmantelamiento. No consideró el ministro los riesgos, o los residuos radiactivos de esta vieja central nuclear.

Esta decisión puso fin a muchos años de campaña, a muchas manifestaciones, acciones y movilizaciones para exigir, de todas las maneras posibles, el cierre de la central más vieja de Unión Europea. Lo pedimos de muchas formas, en globo, con camiones de desmantelamiento, sobrevolando en paramotor, en el Ministerio, en el Centro de Seguridad Nuclear… Ahora, por fin, Garoña cierra y con su cierre se abre la puerta hacia el fin de la energía nuclear en España, cara y peligrosa.

Años de acciones

Proyección anti-nuclear
© Greenpeace / Pedro Armestre
Fecha Acción
1970 Franco inaugura la central
2003 Primera acción de Greenpeace con un globo aerostático.
2004 8 detenidos en una nueva acción de protesta pacífica
2008 60 activistas instalan un contenedor de resistencia
2009 Entregamos una llave en el Ministerio para pedir su cierre
2011 Proyección en Garoña, reactor gemelo al de Fukushima
2012 Sobrevolamos la central / Parada del reactor (no produce más electricidad)
2014 Desmantelamiento simbólico
2016 Acción en la sede del CSN / Acción en la Conferencia Internacional sobre Seguridad Nuclear en el Prado / Carrera de “zombis nucleares”
2017 Anuncio del cierre definitivo

Texto: Marta San Román   Fotos: Pedro Armestre / Mario Gómez