Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Cortos

Bailando entre las nubes para pedir un aire limpio

Anastasia Barannik baila entre las nubes para pedir un aire limpio

La famosa paracaidista acróbata Anastasia Barannik ha danzado en el aire en caída libre al son de un piano y jugando con las nubes al pasar. El resultado ha sido un impactante vídeo de Greenpeace que busca concienciar sobre la importancia de mantener un aire limpio. Según los informes de la Agencia Europea de Medio Ambiente respirar aire contaminado provoca más de 30.000 muertes prematuras en España cada año.

Puedes ver aquí el vídeo 

Justicia para
el caso de los Arctic 30

Rusia deberá pagar a Holanda 5,4 millones de euros por daños y perjuicios en el caso de los Arctic 30 de Greenpeace, en el que los 30 tripulantes del barco Arctic Sunrise fueron detenidos ilegalmente en 2013 tras una protesta pacífica en aguas internacionales contra las perforaciones petrolíferas en el Ártico.

Los 30 hombres y mujeres a bordo (28 activistas de Greenpeace y dos periodistas independientes), conocidos como Arctic 30, pasaron dos meses en prisión, primero en la ciudad ártica de Murmansk y más tarde en San Petersburgo, antes de ser puestos en libertad bajo fianza y finalmente liberados por una amnistía adoptada por la Duma rusa.

Este fallo concluye los procedimientos que reafirman firmemente el derecho a la protesta pacífica en el mar.

Un sol gigante en Barcelona en apoyo
a las renovables

Sol gigante en Barcelona pintado por activistas de Greenpeace

Coincidiendo con el solsticio de verano, una veintena de activistas pintaron un gigantesco sol de 50 metros de diámetro en la plaza Francesc Macià de Barcelona, en plena Diagonal, para apoyar a las energías renovables y reivindicar el fin del impuesto al sol, así como que la ciudadanía pueda acceder a las energías limpias.

Se utilizaron más de 2000 litros de pintura ecológica para para trazar un sol que rodeaba la plaza, cuyos rayos se extendían en las diferentes vías que parten de la glorieta. Esta acción intenta replicar el sol que ya pintó Greenpeace en París en la cumbre del clima de 2015 para reclamar urgencia en la lucha contra el cambio climático.

Más de
20.000 personas
en nuestros open boats

Los barcos de Greenpeace son parte de su origen, de su alma y de su lucha. Por eso no hay nada que nos guste más que contar con alguno de ellos en aguas españolas y poder invitaros a visitarlos, a vivirlos y a conocer en ellos nuestros proyectos.

Este verano hemos contado con el Rainbow Warrior sensibilizando con la campaña “Menos plástico, más Mediterráneo” en Valencia, Palma de Mallorca y Barcelona y con el Esperanza abanderando la campaña “Destrucción a toda costa” en Málaga y la campaña “Villanos del clima” en La Coruña, Gijón y Bilbao. En total habéis pasado por nuestros buques más de 20.000 personas ¡Gracias por visitarnos!

El corto Esperanza
vuelve al buque
en el que se fraguó

Álvaro Longoria (derecha) y el actor Carlos Bardem (izquierda) hacen entrega al capitán Mike Fimcken (centro) en el barco Esperanza del diploma de nominación en los Goya

Esperanza no es solo el nombre de uno de nuestros barcos, sino también el título de un corto realizado a bordo de nuestro buque en 2014, durante la expedición que el director Álvaro Longoria realizó junto con los actores Carlos Bardem y Alberto Amman rumbo al Ártico. El film trata las razones que llevan a mujeres y hombres a dejarlo todo y embarcarse con Greenpeace y en concreto el caso de los Artic 30 en el que los activistas pagaron con meses de cárcel en Siberia una acción pacífica en el Ártico ruso. El corto ha sido nominado en la última edición de los Goya y ahora, tres años después del rodaje, los protagonistas han vuelto al Esperanza para entregar a la tripulación esa nominación a los Goya, colocarla en el interior del buque y ver juntos el film. El corto está colgado en nuestro canal de Youtube para que esté accesible a todo aquel que quiera verlo.