Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

El teletrabajo en el mundo poscovid

Impulsado durante la pandemia, el teletrabajo podría tener un impacto ambiental muy positivo en el futuro

Un año después de la adopción masiva del teletrabajo, Greenpeace España ha elaborado un informe sobre el potencial de esta nueva rutina laboral para reducir las emisiones en ciudades como Madrid o Barcelona. La conclusión: añadir un día más de teletrabajo a la semana reduciría en un 3% las emisiones del transporte.

El informe revela que entre el 85 y el 90% de las emisiones de los desplazamientospor trabajo se deben al tráfico privado.Además, el 60% de las que se podrían evitar corresponde a lafranja de edad entre35 y 55 años. La mayoría son hombres, porque las mujeres se mueven más en transporte públicoy asumen más tareas de cuidados, que siguen siendo necesarias.

Fomentar el teletrabajo es, por tanto, una medida efectiva y de fácil aplicación para las empresas, puesto que la población que más utiliza el vehículo privado –los trabajadores cualificados de mediana edad con rentas altas– es la que más posibilidades tiene de teletrabajar.

Sin embargo, una amplia mayoría de la clase trabajadora no puede acogerse a esta nueva modalidad laboral a distancia. Por eso, desde Greenpeacepedimos a los gobiernos que potencien la red de transporte público para garantizar una movilidad sostenible y sin dejar a nadie atrás.

 

 

 

Texto: Graciela Rodríguez   Fotos: Estudio Diego Feijóo